MURO DE LAMENTOS

15.3.10

Sobresalto


Despertó con un sobresalto.Le había parecido sentir el roce de unas manos, unos labios, un aliento, una presencia cálida. No se atrevía a mirar, por unos segundos abrió los ojos, de manera tan breve que no le dió tiempo a cerciorarse.

Se acurrucó, buscando la postura para volver a dormir. No sentir el agradable calor, ni la luz, ni palabras. Tampoco el intenso frío, la oscuridad, el silencio.....




22.12.09

El Viaje



A fuerza de oír hablar del tema habían conseguido interesarla, incluso ilusionarla. Hasta el momento no se había vuelto a plantear otra caminata de las largas, pero ahora el gusanillo le corría por el cuerpo, empezaba a desearlo.

Los primeros pasos inseguros y temerosos, con la charla y el buen rollo ganaban confianza y seguridad. Sensaciones potenciales que adquirían cuerpo, olor y sonido agilizaban el paso. Al rato se convirtieron en trote y luego en galope.

Comentaba en voz alta la forma singular de una nube, la luz entre los árboles, los colores de la tierra, de la vegetación. Canturreaba una canción que le venía a la mente y con la mirada puesta en el horizonte caminó, caminó, caminó.

Era bien entrado el atardecer cuando llegó a los acantilados del Fin del Mundo. Impresionante, bien había merecido el viaje. Realmente lo había disfrutado.

Se volvió para compartir ese instante con los compañeros. No encontró a nadie. Estaba sola. Todos habían quedado atrás, en el camino.

Las pequeñas lágrimas que se le saltaron y el nudo en el corazón no impidieron que mirara al horizonte. Rocas, mar y cielo.

Necesitaría una barca.

18.12.09

Orgasmo Cósmico



Entrada en reconstrucción por censura.

7.11.09

La habitación


Aquí puede respirar, sentir la sangre latiendo en sus venas, las yemas amantes que rozan su piel caliente, abrazos tiernos y apasionados.
No hay píldoras, ni pastillas. ¡Que alivio!.

La mente vuela en círculos infinitos, bucles que acaban y empiezan, una y otra vez, una y otra..
Revivir aquellos momentos....el único día...para toda la vida.Apenas una tenue luz ilumina la habitación de paredes totalmente forradas con la misma fotografía.

Hace ya cincuenta años, ese instante detuvo su vida....para toda la vida.

18.9.09

Panteras Humanas

Durante las noches de estío y con tormenta un sueño profundo les hace olvidar su naturaleza humana. El sudor empapa su piel, un líquido transparente e incoloro de olor desconocido rezuma por los poros, al evaporar provoca una convulsión en sus cuerpos y desencadena su instinto salvaje. Saltan enloquecidas y van al encuentro en un punto cada vez diferente, variable y caprichoso que sólo ellas conocen.

Saltan unas sobre otras y todas a la vez, contorsionan felinamente, emiten gemidos, aullan....en una danza bestial y salvaje que se prolonga hasta las primeras luces. Quedan exhaustas a su regreso, sin recuerdos ni memoria.

Los pocos que las han visto no pueden reconocerlas, se transformas en imágenes exactas a la primigenia.